martes, 7 de abril de 2009

De vuelta a clase

Tocó el timbre y fuimos para la clase. Me encontré a Isaac por el pasillo. Les dije a mis amigas que siguieran para adelante, que luego las alcanzaba yo. Isaac me dijo que cuando acabaran las clases que no me fuera, que él me llevaba a casa aunque se iba a ir a comer por ahí con los amigos.
- ¿Y eso? – le pregunté
- Porque Dafne lo ha propuesto y nos ha parecido buena idea.
- ¿Dafne? ¿Pero ella no se junta con Carla?
- Si, pero como nos hemos sentado con ellos en la cafetería, pues nos lo ha propuesto a nosotros también.
- ¿Nosotros? ¿Quién más va de tu grupo?
- Pues se viene Ben, Cynthia, Edgar y no sé si se vendrá alguien más.
- ¿Mamá lo sabe?
- No, por eso. Te acerco a casa y se lo dices tú a ella , ¿Vale? Por favor, anda… - me miró con ojos de niño bueno. Sabía que no me podía negar a esa mirada.
- Está bien. ¿Carla también irá no?
- Por supuesto. Y Eric también.
- Ok. Luego nos vemos.

Me fui. No me lo podía creer. Mi hermana nunca había querido ir con mi hermano y sus amigos. Pero parecía que ahora le daba algo igual.

Acabaron las clases. Salí con Nanni y Auro hasta la puerta del insti. Allí me despedí de ellas hasta el día siguiente. Me fui al aparcamiento, donde Isaac tenía la moto. Aún no había llegado. Me quedé apoyada en la moto. Por la puerta en ese momento salía Carla hablando con Edgar y Ben.Vi como ella señalaba hacia la moto. Yo enseguida agaché la cabeza para disimular. Levanté un poco la vista. Los dos venían en dirección a la moto. No sabía que hacer. Se me había puesto el corazón a mil. No había escapatoria.
- ¿Leire?- era Ben.
- ¿Sí?
- ¿Estás esperando a tu hermano, no?
- Si, estará a punto de llegar. No creo que tarde mucho. Se habrá entretenido con algo.
- ¿Le puedes decir que a las tres venga a mi casa? Y que desde allí nos iremos, ¿vale?
- Claro, Ben. Yo se lo diré, no te preocupes.
- Gracias.

Solo habían echo que alejarse unos pasos cuando Edgar se giró y dijo:
- ¿Qué tú no te vienes, Leire? – me dio un vuelco el estómago.
- ¿Yo? No, no. Que va. Me voy a comer a casa. Además, no creo que a Carla e Isaac le hiciera mucha gracia.
- A Isaac le daría igual, y lo sabes. Bueno, tú te lo pierdes. – puso cara de pícaro.
- No pasa nada. De todas maneras, muchas gracias Edgar.
- De nada, chica.

Se marcharon. A los pocos minutos apareció Isaac como de la nada. Le dije lo que me habían dicho sus amigos. Él solo asintió con la cabeza. Nos pusimos los cascos y nos fuimos dirección a casa.


Safe Creative #0905193685853

4 me acuerdo de tí:

Laura dijo...

Jo, que suerte que tiene ella....

Maeve dijo...

Juas... yo tambien quero un hermano xD
y eso que suerte...
jajajaaj
k picaroooo xD


adios ^^
Cuiidate!

aTten:
Maeve...

Poder_De_Chic dijo...

Dios q suerte q tiienes!
buueno qe te siigo leyeendo
jeje :)
besiitos

Alba dijo...

Gracias por pasarte. Me pasaré mas veces

Pasate por mi otro blog:

http://soycomounaplasta.blogspot.com/